OPIO Y DERIVADOS

La flor de la Papaver Somniferum.

Opiáceos

Descripción:

El opio se obtiene de una planta llamada Amapola. El fruto de la planta amapola o adormidera (Papaver Somniferum) es una cápsula globosa y achatada de la que se extrae un látex blanquecino que se procesa hasta obtener el opio.

 El latex es el jugo coagulado  se extrae de las cápsulas verdes de la planta de adormidera, (Papaver Somníferum) la que se cultiva en  varios países en muchos países. La riqueza de los alcaloides a obtener de la planta está en función del clima, suelo, etc., ; la planta alcanza hasta dos metros de altura y es de múltiples colores, sus pétalos pueden variar desde el blanco al morado oscuro, siendo una planta anual de frutos globulosos.

Antecedentes históricos

Ha sido una de las drogas más empleadas históricamente, sus efectos (para aliviar el dolor) eran conocidos desde la antigüedad, así como sus peligros, por lo que hasta finales del S. XVIII no se utilizó más que como medicamento.

Los datos más antiguos respecto al empleo y designación aparecen 4.000 años a. de C. entre los sumerios . Asimismo se menciona el opio en escritos médicos asirios hechos en tablillas de barro (700 años a. de C.) y en el papiro de Ebers (1.500 años a. de C.)

Su uso como droga se extendió por Europa a finales del S. XVIII, pero es a principios del S. XIX cuando tienen lugar en China los primeros problemas de toxicomanía por esta droga; como consecuencia de los intereses comerciales de Inglaterra se produce la entrada masiva de Opio en China, lo que trajo como consecuencia un aumento del 6.000% de opiómanos en tan solo 28 años. El intento del gobierno chino de limitar el consumo finalizó con las dos guerras del opio (año 1.840) al final de las cuales Inglaterra se anexionó Hong-Kong, cuyo puerto se convirtió en el centro del tráfico del opio.

El tráfico del opio siguió floreciendo y multiplicándose hasta los albores del siglo XX, cuando un Edicto Imperial prohibió en forma progresiva el cultivo de la adormidera del opio y el uso de esta droga.
Finalmente los Gobiernos de Inglaterra y China, llegaron a un acuerdo conjunto para restringir el tráfico del opio procedente de la India.

Actualmente sólo se puede producir opio de forma legal en la India, pues Turquía, país en el que tradicionalmente se ha cultivado la adormidera, tan solo obtiene ahora paja de adormidera. Plantaciones ilegales se encuentran tanto en estos países como en el Oriente Medio, Sudoeste Asiático y Méjico.
La siembra suele efectuarse a finales del mes de Noviembre; la planta florecerá a principios de primavera, y la cosecha se realiza a comienzos del verano, antes de que la cápsula se seque, pues el opio desaparece con la maduración.

Al caer la tarde, el agricultor provisto de una cuchilla especial, practica dos o tres incisiones en la superficie de la cápsula, en sentido perpendicular o paralelo al eje del tallo de la planta. Por estas hendiduras sale una sustancia en forma de gotas blancas -el latex- que, en contacto con el aire se coagula y oscurece por efecto de la oxidación. al día siguiente, al amanecer, el campesino recoge el fruto y lo deposita en vasijas, donde lo expone ligeramente al sol para que se seque. Las vasijas son vaciadas en recipientes mayores, y retirados de la exposición solar, sufriendo el producto varios amasados, tras lo cual es dividido en bolas ("panes de opio"), de peso variable, que son envueltas, a veces, en las propias hojas de la planta, con lo cual tenemos el llamado "opio bruto", de olor penetrante y color oscuro.

Este opio no es el que se fuma. Los adictos fuman el "chandoo" que es el producto obtenido tras varias ebulliciones y filtrados del opio bruto para eliminar impurezas.

Aunque está terminantemente prohibida la plantación de adormideras sin autorización especial, el comercio de sus semillas es libre, siendo utilizadas como alimento en algunos países, pues son ricas en sustancias oleaginosas.

En la zona conocida por el "Triangulo de Oro", (Thailandia, Laos, Birmania), abundan las comunidades de cultivadores de opio (meos) que llevan una vida nómada, estableciendo nuevos campamentos de año en año, a medida que cambian los lugares de cultivo, generalmente situados en zonas selváticas y montañosas, de difícil acceso, y por ello es casi imposible de controlar, ni siquiera administrativamente, puesto que la zona se extiende entre las fronteras de los países antes citados.

Propiedades organolépticas del opio

Aspecto

Se presenta en general, en masas redondeadas o cúbicas de color pardo o casi negro. Su peso suele oscilar entre 100 y 700 gramos.

Consistencia

Similar a la  plastilina; puede ser muy viscoso como el "Bovril" o el extracto de malta, aunque no sea normalmente brillante.

Olor

Débil, de adormidera amarga, si el producto se conserva en lugar sin ventilación y sin haber sido embalado convenientemente.

Embalaje

Las dosis individuales se envuelven generalmente en saquitos de papel. Cantidades mayores se preparan en  embalajes de celofán; en paquetes de materia plástica precintada, en tarros, en cajas de dulces, etc., o en bloques de restos de adormidera.

Modos de administración

El opio se fuma, se inyecta en forma líquida, se mastica, o puede mezclarse con bebidas.

Desde el punto de vista médico, se administra para la tos y la diarrea, así como para aliviar el dolor y provocar el sueño. Induce euforia y pasividad. Es depresor del sistema nervioso central.
Lo mismo puede aplicarse a los residuos del opio.

Presenta efectos  analgésicos e induce al sueño

Efectos farmacológicos.

Farmacológicamente son depresores del S.N.C. Con algunas propiedades estimulantes. Los componentes activos del opio son aproximadamente 25, de los cuales sólo 4 se usan en medicina: Morfina, Codeína, Papaverina y Noscarina. Por sus propiedades farmacológicas, los opiáceos en general producen dependencia psíquica, tolerancia y una rápida e intensa dependencia física causante de un síndrome de abstinencia intenso cuando se interrumpe bruscamente el consumo; que se manifiesta con bostezos, lagrimeo sudación, temblores, dolores musculares, insomnio, etc.

Intoxicación aguda.

La sobredosis o intoxicación aguda por opiáceos es quizá la complicación y la causa más frecuente de muerte en los adictos a opiáceos. Las situaciones que pueden llevar al sujeto a esta sobredosis son varias, pero sobre todo:

El porcentaje siempre variable de ADULTERACION, hace que el individuo desconozca la cantidad exacta de producto puro que se inyecta.  La disminución de la tolerancia a una dosis determinada, tras períodos mas o menos largos de abstinencia, etc.

Conviene distinguir los cuadros de sobredosis en los que el sujeto puede morir por parada cardio-respiratoria debida a la anestesia del centro respiratorio del S.N.C., con lo que falla el movimiento reflejo de la respiración, de los cuadros de muerte por envenenamiento por sustancias adulteradas. En el primer caso el cuadro cede rápidamente con antagonistas opiáceos y en el segundo caso, requiere un tratamiento específico al tóxico consumido.

Opio para fumar

Originalmente, el fumar opio era un hábito de los trabajadores chinos que habían inmigrado, o que habían sido traídos, a Estados Unidos para laborar en los proyectos de trabajo en masa, tales como la construcción de líneas ferroviarias. El primer hombre blanco que se sabe que fumara opio fue un hombre en San Francisco en el año 1868, y que era conocido por su dedicación a las cosas arriesgadas. La práctica se extendió luego entre:

Los jugadores
Las prostitutas
Los niveles bajos del "mundo¨del entretenimiento"  (artistas de toda clase)
Los libertinos ricos
Los hedonistas en busca de nuevas sensaciones.

Cuando se inició la II Guerra Mundial en 1939, en muchos países todavía era legal fumar opio. Los países aliados, que previamente habían aprobado leyes prohibiendo el uso del opio para fumar, se sentían preocupados puesto que el personal militar de esas naciones era enviado a zonas donde todavía era legal fumar el opio. La evidencia demostraba que:

La guerra tiende a aumentar el número de adictos.
Un adicto, "causa" otro adicto.
El número de adictos en Estados Unidos era de uno por cada 10000 reclutas en las fuerzas armadas. Los aliados se reunieron y no tardaron en declarar que quedaba prohibido fumar opio en los países aliados.

En la actualidad, fumar opio es ilegal en todas las naciones del mundo.

Opeacios

 Los derivados principales del opio también  llamados opiáceos, narcóticos o estupefacientes se relacionan en la tabla siguiente:

 

Productos que se obtienen del opio

Morfina

Codeína

Buprenorfina

Dihidrocodna

Narcotina

Dextropropoxifeno

Criptopina

Laudanesina

Laudanina

Petidina

Rehadina

Alfentanilo

Codamina

Pentazocina

Macodinina

Lantopina

Heroína

Metadona

 

Los opiáceos son sustancias químicas casi inocuas a nivel físico, sin embargo por sus propiedades farmacológicas crean una rápida e intensa adicción, de manera que la droga se convierte en el eje central de la vida del sujeto y todas sus acciones, pensamientos, deseos, etc., giran entorno a la droga; Su vida se centra en conseguir y consumir la droga.

Desde el punto de vista físico y teniendo en cuenta las condiciones en que se consumen estas sustancias (generalmente por vía intravenosa, sin ninguna asepsia ni higiene, etc. ) las patologías que con mas frecuencia se asocian al consumo de heroína, son las enfermedades infecciosas como hepatitis, endocarditis, S.I.D.A., infecciones locales etc.

Efectos generales de los Opiáceos:

 

Adicción y una fuerte dependencia física

Introversión, soledad, depresión

Fuerte sensación de calor, temblores
Náuseas, vómito

Desnutrición

Infecciones en diversos órganos del cuerpo

Muerte

 

 

Entre ellos se destaca  : la morfina, la heroína y la codeína, cuya estructura se representa a continuación

 

Efectos  comunes de estos tres  opiáceos


Los efectos y las consecuencias de estas tres drogas son semejantes. Uno de sus principales efectos es que mitigan el dolor, razón por la cual se usan como analgésicos. Su consumo provoca euforia, despreocupación, relajación y bienestar. Más tarde el usuario se vuelve introvertido y solitario. Paralelamente se pueden presentar nauseas y vómito, sensación de calor y depresión.

Repercusiones del abuso

Las repercusiones son muchas, como desnutrición, temblores y múltiples infecciones en distintos órganos vitales, pero sobretodo una gran dependencia. La depresión creada por la carencia, junto con el intenso grado de tolerancia que crean estas drogas, acaba en una dolorosa necesidad de las sustancias, y la inyección de heroína es el medio para evitar el sufrimiento: el síndrome de abstinencia, con el cual la droga para el adicto deja de constituir una fuente de placer, para llegar a convertirse trágicamente en una necesidad vital.

Menú Inicial

Clasificación

Depresoras

Analgésicos